miércoles, 31 de octubre de 2007

IBARRETXE Y PATXI A JUICIO


En un auto notificado este martes, el juez instructor considera que existen "indicios racionales de haberse perpetrado los hechos" que han motivo la incoación de la causa y que podrían ser constitutivos del delito de desobediencia tipificado en el artículo 556 del actual Código Penal. De esta forma, resuelve proceder a la apertura de juicio oral, pese a que la Fiscalía vasca haya pedido el sobreseimiento y no haya acusación particular. Para el magistrado, basta con las acusaciones formuladas por la acusación popular, ejercida por el Foro de Ermua y Dignidad y Justicia. En la causa penal están imputados, además de Ibarretxe, López y Ares, los representantes de Batasuna-ETA Arnaldo Otegi, Pernando Barrena, Juan José Petrikorena, Rufino Etxebarria y Olatz Dañobeitia por las reuniones los días 19 de abril de 2006 y el 22 de enero de 2007 con el lehendakari y 6 de julio de 2006 con los dirigentes del PSE-EE



A la apertura del juicio decretada por el magistrado, se han sucedido muchas reacciones. Las contrarias a la decisión, lejos de fundarse en cuestiones de legalidad, lo hacen en cuestiones de oportunidad política. Dicen que se trata de una magistrado de la derecha, que ha tomado una decisión política con el fin de impedir el dialogo político para la resolución del, según ellos, conflicto vasco. No les importa, por tanto, el estado de derecho porque creen que este debe ir a rebufo de la politica. Para ellos cuando entra en juego la política, el Codigo Penal tiene que quedar en suspenso: totalitarismo.



Tambien han dicho los contrarios a la decisión del magistrado, que no entienden que se penalice por hablar con batasuna. La explicación legal es clara. En este caso se trata de una reunión en la que participa un partido politico ilegal, partido que no tiene derecho de reunión. Se trata, por tanto, de una reunion ilegal que constituye una desobediencia. Y en esta desobediencia, el magistrado estima que Ibarretxe y Patxi son los que han hecho posible la misma y por tanto, pueden ser cooperadores necesarios del delito.



El caso resulta desternillante, pero no porque no sea legal sino por la utilización del estado de derecho que ha hecho este gobierno. La ley de partidos políticos no se ha cumplido y esto permite vivir legalmente a los partidos politícos de ETA en las instituciones; el Codigo Penal no se ha cumplido y los batasunos han estado y están, aunque en menor numero, celebrando actos y ruedas de prensa. Y cuando se retuerce de tal manera el estado de derecho, puede llegar un caso penal a un magistrado y este mediante la aplicación de la ley, puede intentar restablecer la legalidad vulnerada. Pero esto resulta muy difícil de hacer sin que el acompañamiento del gobierno a través de la fiscalía y de sus jueces. Y este gobierno esta en manejar el estado de derecho a su antojo para que se llegue a su paz de rendición, por eso, me temo que este procedimiento acabará en el sobreseimiento y archivo de la causa.



CODA: Miriam Azkarate portavoz del gobierno vasco, ha dicho que es una decisión judicial contra la sociedad vasca, identificando a Ibarretxe con la sociedad vasca: totalitarismo caudillista. Y Bermejo, ha hecho una metafora del caso, identificando la decision judicial con llevar a un amigo con problemas de alcohol a que conduzca su coche: gilipollez y oligofrenía.

9 comentarios:

Schwan dijo...

Pues qué quieres que te diga, me he llevado una grata sorpresa. Mucho me temía yo que en medio de las presiones nacionalistas la justicia se hiciera a un lado para dejar paso a cualquier "interpretación" de la ley

Martha Colmenares dijo...

Igual pienso, Decentes.
Te lo dice una venezolana, y si en algo nos hemos venido convirtiendo, es en especialistas para detectar en el acto, el cómo actuaran estos bastardos. Todos son iguales, el mismo patrón. Hegemonía, pues.
Por tu aportación en mi blog, te diré: me encanta que hayas visto el video. En eso es lo que creo, y la persona que habla, goza de toda mi estima.
Un abrazo, Martha

Caballero ZP dijo...

Es gracioso que cualquier decisión judicial, siempre escrupulosamente ateniéndose a derecho, sea descalificada por la izquierda o el nacionalismo acusando al juez de ser de derechas, que pobres en argumentos. También no deja de ser curioso que desde el gobierno vasco se le ponga una diana a un juez por realizar su trabajo, ¿no hay alguien que denuncie este nuevo delito, aunque sea el propio juez?, saludos.

Hartos de ZPorky dijo...

A ver si de una vez la justicia se comporta con decencia en este país.

El Cerrajero dijo...

Parece que aún hay esperanza en la Justicia.

Para mi es una sorpresa y una alegría.

Claudedeu dijo...

E Ibarreche, como siempre, situándose por encima de la Ley. Y la portavoz del Gobierno vasco, hablando de confrontación con la sociedad vasca. ¡Manda narices!

Ruby Marmolejo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
gutiforever dijo...

Al final quedará en nada,pero por lo menos nos damos el gustazo de verlos sentados en el banquillo.

Geshcann dijo...

Irán a juicio y no pasará nada. Estamos en un régimen socialista en el que la justicia es un brazo más del PSOE. Basta que el PNV se pelotee al PSOE para que aquí no haya pasado nada de nada.

Saludos