miércoles, 17 de octubre de 2007

DIFUSIÓN PÚBLICA DE LOS DELINCUENTES

A raíz de un reportaje del programa de Ana Rosa Quintana en el que se difundía públicamente la cara de uno de los asesinos de la niña Sandra Palo, se ha abierto el debate de si debe o no debe hacer públicas las caras de los agresores. En la legislación actual, la ley del menor protege el menor de cualquier difusión publica suya. Y respecto a los mayores de edad la justicia coge como regla general el derecho a la intimidad personal consagrado en el articulo 18 de la Constitución para no permitir esta difusión. Antes de exponer argumentación alguna, decir, que no parece serio que llevemos con esta legislación y con esta jurisprudencia decenas de años y que para llegar a este debate haya que esperar a un determinado crimen. Una sociedad y un legislador que se mueven a impulsos viscerales ante un caso concreto ponen muy en entredicho nuestro estado de derecho.

En cuanto a mi opinión sobre el debate, ésta es clara: no se deben difundir las caras de los delincuentes. Respecto a los delincuentes que no sean enfermos mentales, no debe hacerse, porque ello supondría incapacitarle socialmente de por vida, supondría su muerte civil (en el caso de los terroristas sin enfermedad mental alguna, también lo considero innecesario porque para mi sobre ellos deberia caer la cadena perpetua revisable).Y respecto a los delincuentes enfermos mentales (por esquizofrenia,paranoia, psicosis...) creo que la difusión de sus caras no es necesaria. La cuestión fundamental, en relación con los delincuentes mentales, no es ésta. Lo que no se puede permitir, exista o no un caso como el de Sandra Palo, es que estos enfermos no permanezcan de por vida en un internado psiquiátrico pudiendo salir del mismo únicamente con los correspondientes educadores o vigilantes. Estamos ante delincuentes en los que no cabe aplicar la finalidad de las penas: la reinserción social y por lo tanto no pueden ser tratados igual que los delincuentes que no tienen ninguna enfermedad mental y que si pueden resocializarse.

Debe dejar de igualarse a los delincuentes y deslindar los recuperables socialmente y los que no. Y determinados delitos como homicidios, terrorismo,violación... deber ser considerados independientemente de la edad del autor de los mismos. La minoría de edad y la reinserción social no deben ser excusa para que en la sociedad anden sueltos peligroso criminales.Por ultimo, y respecto a los delincuentes que tienen deudas dinerarias con sus víctimas, ya sea por delitos económicos, ya sean porque tengan que indemnizar daños y perjuicios, debería acudirse a su incapacitación de tal forma que su patrimonio sea administrado por un tutor y que así las víctimas puedan llegar a ser resarcidas económicamente.

Pero por muchos debates de estos que surgan ante delitos sensibles a la opinión pública, no se aplicarán ninguna de las medidas expuestas. La izquierda legisla atendiendo a un rancio compadecimiento con el delincuente, y la supuesta derecha legisla acomplejada de la identificación que le hace la izquierda y su aparato mediático con el franquismo.

12 comentarios:

Marta dijo...

Uffff que tema más dificil, si me dejara llevar por mis vísceras y sentimiento de rabia, diría que se difundan sus caras, en cuántos más medios mejor (sin son capaces de delinquir, que sean capaces también de soportar sus consecuencias), pero supongo que tienes razón, y que no se debe estigmatizar a nadie, por muy brutales y despiadadas que sean sus acciones!!!!

Abrazos

Anahí García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
El Asomado dijo...

Existen muchos paises donde si se difunden las caras de ciertos delincuentes, es mas, las caras de los violadores y de los pederastas se difunden siempre. Alegan para ello, el derecho que tiene cualquier ciudadano honrado a la autoprotección y lo hacen desde el punto de vista de que el violador y el pederasta no se regeneran nunca. La presión social ha sido tal, que en paises como Estados Unidos, estos delincuentes, cuando han cumplido su pena y están en libertad, están obligados a llevar siempre una pulsera localizadora. Aqui de lo que se trata es de dirimir est dificil dilema, ¿es mas importante la seguridad individual o la colectiva?. Pro mi parte, siempre seré favorable a la prevención, por lo que me inclino ligeramente hacia la segunda. Lo malo es que no existe una clara seguridad de que estos métodos arreglen las cosas. Por otro lado, decir dos apuntes mas, primero, los violadores tienden a convertirse en asesinos múltiples y segundo, no me cabe duda de que si el violador del Valle Hebrón de Barcelona hubiera estado monitorizado y sus victims le hubieran reconocido por difusión pública, no habría cometido todas estas violacionas. Ahora está sin pulsera y no se ha difundido claramente su retrato. Y todo el mundo, policía incluida, sabe que volverá a violar...¿es eso justicia? ¿no sería mejor la prevención?. Ahí dejo las preguntas, sin saber en modo alguno las respuestas...
Un abrazo amigos

Interruptor dijo...

Creo que esta entrada podría firmarla yo, porque es exactamente lo que pienso, pero haría un par de puntualizaciones:

Por un lado quiero decir que estoy plenamente convencido de que la reinserción social de los delincuentes con delitos más graves que el hurto es sumamente difícil, creo firmemente que no llegarían a un 1% los que podrían reinsertarse. Por ello creo que ni las cárceles ni las penas impuestas deben plantearse como vehículos para la reinserción sino como castigo y pago por el delito cometido.

Y por otro lado, añadir que creo que hay ciertos delitos que nuestra legislación pena de manera muy inferior a lo que debería. En primer lugar porque no existe la pena de cadena perpetua, que me parece imprescindible, y en segundo lugar porque los delitos de agresiones sexuales, sean a niños o adultos, deberían ser penados con tanta dureza o más que un asesinato premeditado. Además creo que ante cualquier delito que conlleve un daño personal (agresión, asesinato, violación, etc.) no deberían existir las reducciones de pena por absolutamente ningún motivo.

Un saludo.

sempietnos dijo...

a izquierda tiende a "culpabilizar" a la sociedad de las actitudes y desmanes,de los delitos que un delincuente pueda llegar a cometer,y por ende,a ser benevola con él.
de tal guisa,se producen fenómenos como el que no se pueda saber si tu vecino es un pederasta,por que se niegan a ahacer pública su fotografía,aunque ello implique que tus hijos puedan estar en peligro.
lo mism,o respecto a violadores y demás delincuentes sexuales.
Y es que cuando prevalece el supuesto derecho del individuo a su intimidad,sobre la seguridad general,suceden estas cosas.

El Cerrajero dijo...

Si se prohibe la difusión de los delincuentes, entonces hay que vetar a los del P$o€ en los medios de comunicación xD

Persio dijo...

No puedo dejar de estar de acuerdo con tan razonada opinión ;)

Un saludo

Persio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Caballero ZP dijo...

Creo que tienes mucha razón en las palabras que dices, solo voy a puntualizar una cosa, estamos hartos de que nos muestren como recuperables a delincuentes que sabemos todos sin ser expertos que no lo son, creo que hoy en día y con sentencias políticamente correctas, la única defensa que nos queda a la gente de bien es saber qué tipo de individuo vive a nuestro lado, creo recordar que en Estados Unidos avisan a la comunidad cuando un violador o un pedófilo sale de la cárcel y comienza a vivir en ella, saludos.

Decentes dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. El tema en cuestión es bastante dificil y discutible, pero no creo que la solución sea difundir la imagen de tales delincuentes, no creo que pudiera evitarse en todas las ocasiones que el sujeto en cuestión, vuelva a cometer algún delito, aunque si probablemente, pueda contribuir a que el sujeto lo tenga más dificil, pero lo aconsejable sería quee estos sujetos, JAMÁS pudieran volver a delinquir, y esto sólo puede conseguirse desde mi punto de vista, mediante el endurecimiento de las penas, y mediante la adpoción del resto de las medidas a que hago referencia en la entrada.

Saludos

lamadredeltopo dijo...

decentes ciertamente es muy complejo el asunto. Y debe ser objeto de un estudio minucioso especialmente viendo los efectos que la publicidad desencadenaría, debiendo sopesar si efectivamente el menoscabo en el derecho al honor la intimidad, incluso a la integridad física y moral, del delincuente que ya ha satisfecho su condena puede implicar.

Sobre el caso concreto de la pedrastia y los violadores tengo forjada una opinión dura, aunque estimo que necesaria. En lugar de publicar sus fotos cabe la posibilidad de castrar químicamente a los sujetos capaces de esa conducta tan desordenada. Estoy convencido de que(i)el condenado salvaguardaría su vida e integridad, seamos realistas. (ii)tengo entendido que los individuos que realizan esta conducta resulta escasamente plausible que no repitan actos tan denostables.

un saludo para todos

lmdt

Posible Victima dijo...

¿Quién protege a las víctimas? ¿QUIÉN NOS PROTEGE A NOSOTRAS? ¿quién te dice que una noche no te lo puedes encontrar al Rafita por ahí de copas, dejarte engatusar, subirte en su coche y ser la próxima Sandra Palo?
Este individuo podría volver a cometer otra felonía similar si se aplica la chispa adecuada. Y si se filtran los detalles de su paradero, se expone a un linchamiento público (o particular). La Fiscalía del menor ha prohibido al programa de Ana Rosa que vuelva a difundir el vídeo y las imágenes, pero Internet es imparable....y es imposible detener la circulación de las mismas."