domingo, 21 de octubre de 2007

CONFIRMADO: EL REY ES CÓMPLICE

La semana pasada comentamos el frió saludo con el que el Rey obsequió a Rajoy el día del desfile de las fuerzas armadas, que se sumaba a las declaraciones en las que el presidente de Cantabria, tras una entrevista con el monarca, revelaba que éste estaba molesto con comunicador público, esto es, Jiménez Losantos. Entendíamos que no podíamos sacar una conclusión final sobre como respira el Rey ante la situación del Estado, que no podíamos concluir si el Rey seguia siendo el jefe de Estado, o es ya, únicamente, el jefe de su poltrona. El primer dato nos parecía superficial, mientras el segundo, por el autor de la revelación, nos parecía insuficiente.Pero hoy las cosas están mas claras. Este domingo, el periódico El Mundo y el panfleto El Pais han coincidido en revelar lo ocurrido el 11 de Octubre, un día antes del desfile:

EL PAIS -El pasado día 11 de octubre no fue, decididamente, una jornada apacible para el rey Juan Carlos. ¿Acaso por el vídeo real que acababa de lanzar al mercado político Mariano Rajoy? Frío, frío. ¿Quizá por el impacto de las declaraciones del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, revelando palabras del Monarca? Frío, frío. Lo que realmente fastidió al Rey fue lo que ocurrió durante el almuerzo de ese miércoles en su propia casa, el Palacio Real. Cinco fuentes consultadas han permitido reconstruir lo que allí ocurrió.Tras la reunión del Patronato del Instituto Cervantes, el Rey ofrece una comida en la que participan los embajadores latinoamericanos. Don Juan Carlos toma asiento en una mesa redonda. A un lado, el presidente del Gobierno, y al otro, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Frente al Rey, al otro extremo, toma asiento la Reina, flanqueada por el escritor Francisco Ayala y el ministro Miguel Ángel Moratinos.El Rey, nada más comenzar el primer plato, se lamenta de que al día siguiente se celebre la Fiesta Nacional en un ambiente de crispación. "Es una lástima", dice. Las palabras provocan un silencio de reflexión."No sé si os va a gustar lo que voy a plantear, pero creo que se debe dar un trato humano a [Federico] Jiménez Losantos", apunta Esperanza Aguirre, sentada junto al Rey. El periodista radiofónico de la cadena Cope ha solicitado durante los últimos dos años la abdicación del Monarca en su hijo, el príncipe Felipe, como parte de una sistemática crítica a la monarquía por diversas razones, entre ellas que se lleve mejor con los socialistas que con el PP y no ejerza papel moderador sobre el PSOE."¿Cómo?", preguntó azorado, según los testimonios recogidos, don Juan Carlos. "¿Más trato humano que yo doy a todos? A todos por igual, sin discriminación", subrayó."No, no", siguió la presidenta de la Comunidad de Madrid. "Yo entiendo que la Casa Real y La Moncloa deben darle un trato mejor, no discriminarle", insistió."Yo no tengo problema en recibir a la gente. Es a mí a quien tiene que dar un trato humano. ¿Pero esto qué es?", preguntó el Rey. "Es intolerable", agregó.Esperanza Aguirre no soltaba la presa. "Yo creo que esto se podría arreglar. Es un problema de tratar mejor a una persona", dijo. Seguía en la mesa el comensal Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española (RAE). Hasta entonces callado, ante la machacona insistencia terció. "La de este señor [Jiménez Losantos] es una actitud inaceptable", protestó.El Monarca prosiguió. "Le he dicho a Rouco Varela que recen menos por mí y la monarquía y se ocupen más de la Conferencia Episcopal que controla a la [cadena de radio] Cope", enfatizó visiblemente molesto, según todas las fuentes. "Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma irá a la montaña", cerró enigmáticamente el Rey.


EL MUNDO - La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, defendió ante el Rey la labor del periodista Federico Jiménez Losantos —que pidió la abdicación del Monarca pero recientemente se retractó— y el derecho a la libre expresión argumentando que "lo peor que puede ocurrir es que se le quite el micrófono a un periodista".Durante un almuerzo con motivo de la Fiesta Nacional, el Rey reprochó a la presidenta que Jiménez Losantos reiterara sus ideas en una entrevista emitida por la televisión pública madrileña. Aguirre, que admitió que mantiene una vieja amistad con Jiménez Losantos, pidió "un trato humano" para el periodista ante Don Juan Carlos, el presidente del Gobierno y las demás personalidades que se hallaban sentadas a la mesa.Cuando el Rey le pidió que precisara a qué se refería con lo de "un trato humano", todas las fuentes consultadas sostienen que Aguirre respondió: "Si lo hubiera criticado [Iñaki] Gabilondo [presentador emblemático del grupo Prisa], lo habría invitado a comer".Acto seguido, Aguirre insistió en que el periodista de la Cadena Cope y colaborador de EL MUNDO merecía, con respecto a su derecho a opinar, ser tratado como cualquier ciudadano, y dijo que no se debe presionar a sus jefes (los obispos de la Conferencia Episcopal, propietaria de la cadena) para que prescindan de él, "porque Jiménez Losantos se irá a otro lado y dirá las mismas cosas". "Lo peor es que se le quite el micrófono a un periodista", añadió.Los comentarios del Monarca a la presidenta madrileña obedecían al hecho de que Jiménez Losantos había reiterado en la televisión pública regional (Telemadrid) su petición de que el Rey abdique durante una entrevista en el programa 'Diario de la Noche' que dirige y presenta el escritor Fernando Sánchez Dragó.


Si bien la reconstrucción de la conversación entre el Rey y Esperanza Aguirre esta firmada por un experto manipulador informativo, Ernesto Ekaicer, y por tanto hay que ponerla en cuarentena, El Mundo y El País coinciden en que esta conversación existió; que la presidenta de la Comunidad de Madrid pidió un trato humano a Losantos y que el monarca estaba molesto con Losantos por pedir su abdicación. Después de esta ultimas revelaciones, ya podemos hacer una conclusión final: el Rey no es que no sepa quienes son sus enemigos, sino que tiene muy claros quienes son: todos aquellos que puedan perturben su poltrona bien denunciando, en el ejercicio de su libertad de expresión, una determinada actitud del Jefe de Estado, bien pidiendo su abdicación.

El Rey ya no es el jefe del Estado, sino el jefe de su poltrona. Ha quedado claro, que la situación España le importa poco, que lo que verdaderamente le importa es su status poltronero. Tiene que saber el Rey, que somos muchos los demócratas los que denunciaremos su abuso de poder y los que reaccionaremos ante cualquier intento de silenciar voces. No es sólo que nuestra confianza en él haya dado a su fin, sino que le consideramos un cómplice del golpe de estado del miserable presidente Zapatero.

8 comentarios:

Hartos de ZPorky dijo...

Grante que no garantiza a tomar viento.Ya defenderemos España los españoles.

LOBEZNOX dijo...

Amigo, esta vez, como otras muchas, coincidimos al 100%:
http://lobeznox.blogspot.com/2007/10/metamorfosis.html
SALUDOS.

Bl@cK dijo...

Yo no pediría sólo que abdique. Ni que abdicase en el Príncipe. Pediría que se convocase un plebiscito sobre la forma de Estado (a saber; republicana o monárquica) y se prosiguiese aplicando lo refrendado por la Nación. Una vez más digo; ¡Viva España con honra y sin Borbones!

sempietnos dijo...

¿Que le sentó mal ,al Rey? ¿que le dijera que si no era capaz de defender a España contra los ataques a la constitución a la unidad , y a la bandera, abdicase en su hijo?.
Por eso ataca a la libertad de expresión.
Muy bien por Esperanza Aguirre (ya quisieramos nosotros aquí en Andalucia tener alguien así,y no al deficiente que nos rige), ella no tiene que demostrarle que es monárquica,(es la única que le hace la reverencia, cuando lo saluda)pero eso no significa que no pueda contarle las cuarenta cuando se a pasado veinte pueblos, que es lo que hace el Rey siempre con los que les defiende.
Sería mejor que no se fiara de los que les alaban pues esos son los que realmente le dará el puntapié cuando menos se lo espere.

zETAp dijo...

Cada día que pasa me alegro más de tener a Esperanza Aguirre como Presidenta de la Comunidad de Madrid.

Los tiene como el caballo de Espartero.

Ojalá fuera candidata a la Presidencia del Gobierno.

Decentes dijo...

La noticia tiene muchos analisis.Supone una utilizacion del jefe del Estado para confirmar la teoria de la izquierda: que el peligro actual no es Zapatero y los nacionalistas sino Federico Jimenez Losantos.Supone tambien que el Rey esta por y para su poltrona,es decir, en plenas facultades mentales.El Rey no garantiza la España constitucional sino su poltrona.

Saludos a todos

lamadredeltopo dijo...

Ahora resulta que la cuestión fundamental de esta Nación se centra sobre la figura de Losantos.
EStoy convencido que el monarca no debe sentir un especial aprecio por quien directamente se enfrenta justificadamente no a su posición institucional sino a su persona, entre otras causas, dicho sea con ánimo comprensivo y benevolente,debido a su carencia de competencia. Es comprensible la opinión de uno como el malestar del otro.

Huyendo de atavismos y actitudes cínicas no puedo renunciar a mis preferencias monarquica, no así como aquellos promotores del republicanismo y los, al menos, convencidos republicanos, tengo por errónea las amistades de D.J.Carlos. Desconozco sí el padre desconfía de la capacidad de su hijo y por ello se resiste a abdicar, cuestión que de ser cierta, no el juicio, sino la real ineptitud para sucederle lo que podría preocupar, al menos a los que nos decantamos por el sistema monarquico de gobierno.

Deseo equivocarme en ambos aspectos y que únicamente quiera retrasar su permanencia en la jefatura del Estado hasta su fallecimiento o incapacidad, repitiéndo lo que su antecesor en la Jefatura del estado.

lmdt

Republica Rojigualda dijo...

Decentes, ¡quién te ha visto y quién te ve! Auguro que dentro de poco tu decepción se extenderá también a su hijo y acabarás pidiendo la república como hacen cada vez más blogueros del mazp.