martes, 21 de agosto de 2007

LA DEMOCRACIA AL SERVICIO DE LOS BANCOS Y CAJAS DE AHORRO

Los préstamos y créditos que otorgan bancos y cajas de ahorros a los partidos políticos, ni son préstamos ni son créditos ya que estos al no pagarse pueden considerarse regalos, eso sí, envueltos en papel de póliza cubriendo una aparente operación financiera. Esto es lo que puede desprenderse de los informes emitidos por el Tribunal de Cuentas.

El máximo órgano fiscalizador del Estado ha denunciado en innumerables ocasiones, como procedimiento al margen de la ley, las condonaciones de deuda que los partidos políticos obtienen de las entidades financieras.se desprende que las instituciones financieras condonan de forma casi regulas las dudas de los partidos políticos. La parafernalía que se sigue en esta clase de operaciones consiste en que los partidos políticos ofrecen como garantía para la devolución de la cantidad prestada la subvención que reciben del Estado. Cuando éstos las cobran, no quedan vinculadas de forma irrevocable al pago de los créditos, por lo que con esta vía de salida la garantía desaparece. En lo que menos piensan las entidades financieras es en ejecutar las deudas, al considerar a los partidos políticos como «clientes especiales».

A pesar de esta condonación sistemática, los partidos politicos deben miles de millones. A la cabeza de este ranking de morosos con privilegio está el PSOE.Para los bancos y cajas de ahorros, los «clientes especiales» son rentables. No cobrarán en dinero sus deudas sino en adjudicaciones de obras para sus empresas de construcción, en resoluciones parlamentarias o en el más variopinto de los sistemas.El máximo órgano fiscalizador del Estado ha denunciado repetidamente a los partidos políticos que de forma alegal consigan que las entidades Financieras condonen sus deudas.

La práctica es generalizada y afecta al PSOE y a los nacionalistas. Ha sido el propio tribunal que ha instado al Congreso a que esta condonación pueda tener cobertura en una futura ley de financiación de los partidos políticos, resolviendo así una situación alegal al carecer de regulación. La nueva ley de financiacion ya ha dado cobertura legal a esta patraña. Montilla ya puede estar tranquilo, si no lo estaba.Se da por bueno que sean los bancos y las cajas de ahorros los que sostengan financieramente las formaciones políticas.

Esta situación se viene dando desde los primeros momentos de la transición democrática.Fueron ya los banqueros de la anterior a generación, que entre dimes y diretes, establecieron el sistema que hasta hoy perdura. Apostar por el caballo ganador ha sido el gran reto de los grandes de la banca. Los políticos necesitan imperiosamente dinero para sus campañas políticas. Para conseguir el poder político se necesita el poder económco, y esta premisa indispensable está en manos de los patricios de la banca. El dilema para la banca es acertar el caballo ganador entre aquellos que postulan por una política acorde con los intereses del capital. Las formaciones de izquierda radical se llevan las migajas del pastel y las Nacionalrevolucionarias ni siquiera las reciben! El pastel se reserva a las formaciones del sistema.

7 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Más exactamente somos los accionistas y clientes de los bancos y cajas de ahorro los que pagamos esas dádivas a los partidos políticos sin que nadie nos pregunte, por supuesto.

Decentes dijo...

Se echaban de menos tus comentarios,Luis.Asi es,es nuestro dinero el que permite este juego entre partidos politicos y bancos.Saludos

EspañaLibre dijo...

Es todo trato de favores yo te dejo y tu no me cobras.....que pasó con la Caixa y Montilla ,pues eso.....y por supuesto el ranking de morosos la encabeza el PSOE ,siempre ha sido el primero en eso .

Draco dijo...

Luis amezaga tiene razón en lo que dice, pero la cosa es más grave.

La banca está obligada a facilitar datos de los impagos al Banco de España (por supuesto no estoy diciendo que tiene que decir "Pepe nos debe 27 ptas", digo que lo tiene que facilitar en sus cuentas de resultados). Para que una cantidad se considere un impago tiene un plazo de 90 días (si no recuerdo mal, que pasará de moroso a impagado).

Bueno, pues el P$O€ ha tenido en un banco varios cientos de millones durante años sin figurar ni en una cosa ni en otra. El capital podía haberlo ido renovando hasta el fin de los siglos (que es lo que se suele hacer, se prorroga) pero es que no había pagado ni los interés. Y esos no se prorrogan.

Con lo cual la banca incumple la Legislación vigente a favor de los Partidos y con conocimiento del Gobierno (ellos mismos).

Más o menos y brevemente explicado para no complicar mucho la cosa.

Decentes dijo...

Esta patraña ilegal da muestras del nivel de nuestra democracia y Estado de derecho.Estamos ante un sistema de intereses donde los ciudadanos quedamos fuera.Muy claro,Draco.Gracias

Saludos

Caballero ZP dijo...

Decentes una vez mas conseguiste un trabajo excelente, esa es la realidad. Los banqueros observan y eligen a los más manipulables a corto tiempo, es u manera de invertir Saludos.

Aguador dijo...

Aunque no tratado con tanto rigor y extensión, puedes ver esto que escribí en diciembre del año pasado...

Su majestad el Banco

Saludos,
Aguador