domingo, 23 de septiembre de 2007

LOS PARAÍSOS FISCALES


Los paraísos fiscales son más que antiguos refugios de piratas, enclaves históricos arcaicos o minúsculos, países que incentivan la domiciliación fiscal para no residentes. Sociedades fiduciarias, secreto bancario, exenciones fiscales, laxitud legislativa y, cómo no, un perfecto y opaco sistema para el lavado de dinero: estas son las características de un paraíso fiscal.En los setenta, había sólo unos cuantos de estos enclaves, pero a partir del desmantelamiento de los controles sobre los flujos internacionales de capitales y algo antes de la revolución de las comunicaciones, se asistió a un boom de estos territorios que, en un 95%, son ex-colonias dependientes de su antigua metrópli, la mitad bajo bandera británica.

Europa se ha convertido en unos de los mayores núcleos de paraísos fiscales del mundo.Según la edición del 3 de junio de 2000 del diario The guardian, Gibraltar, con una población de 28.000 habitantes, albergaba el domicilio fiscal de 200 multimillonarios y cerca de 60.000 empresas de las que casi un tercio disfrutaba de exención total en el impuesto de sociedades. En junio de 2000, Gibraltar ingresó en la lista negra de los 35 paraísos fiscales identificados por la OCDE. Gibraltar incumple las normas comunitarias sobre libre competencia y recibe por parte del gobierno británico un apoyo desleal y asimétrico respecto a las empresas de su mismo Estado. Un ejemplo de ello es la no aplicación del IVA que Bruselas condenó en Marzo de 2004.

En Mónaco hay mucha riqueza procedente de famosos multimillonarios de la moda, del deporte, del cine o de la música. La Jet Set también busca sacar tajada de la gran ventaja de los paraísos fiscales: no pagar o pagar casi nada de impuestos. Un dato: en Mónaco hay 32.000 habitantes para 350.000 cuentas cifradas, desconociéndose el origen de tanta riqueza. Mónaco participa en una competición fiscal mundial para proporcionar mayores oportunidades fiscales a los ricos y que las grandes corporaciones transnacionales eludan sus obligaciones tributarias.


Las organizaciones criminales se adaptan bien a la mundialización financiera, y gracias a los paraísos fiscales pueden trasvasar sin dificultad sus actividades ilícitas a otras redes legales e invertir en los mercados financieros, disponiendo para ello de importantes capitales. La red que forman la Isla de Jersey, de Man, San Marino o Lienchestein son un ejemplo claro de la importancia que juegan estos pequeños enclaves europeos. Es a través de este entramado que las finanzas modernas y el crimen organizado se sustentan mutuamente, y ambos, necesitan que se supriman las reglamentaciones y los controles estatales. Es la otra Europa de las cuentas numeradas para reciclar el dinero de la droga, el terrorismo, las sectas, la corrupción y las actividades mafiosas. Estas facilidades financieras en el marco de uno de los mayores mercados comunes del mundo propician el desarrollo del crimen organizado. El Producto Criminal Bruto (PCB), no es inferior a 800.000 millones de dólares, y no olvidemos que de este pastel se ven beneficiados grupos terroristas como Al quaeda o ETA.


La mitad del comercio mundial pasa por los paraísos fiscales. El valor de los activos depositados en paraísos fiscales alcanza los 11 billones de dólares, más de un tercio del PIB anual mundial. La industria extraterritorial en su conjunto está implicada en la mitad del valor de las transacciones financieras del mundo. El ejemplo: Luxemburgo, un micro-Estado sin costas con unos 50 navíos de alta mar bajo su pabellón, aloja a 30 de los 50 bancos más importantes del mundo, y el 90% de sus clientes son extranjeros.

7 comentarios:

Adamantio dijo...

Lo más cómico de la situación es que la mayoría de éllos están sostenidos por los países que en teoría más luchan contrasu existencia: USA y UK. jeje

Mi recomendación por si quieres utilizar uno: Antillas holandesas... Una maravilla jurídica.

Saludos

Alberto Esteban dijo...

Y digo yo. ¿No será que los socialistas y demás progres quieren la independencia de Cataluña para llevar allí lo que roban del erario público? Así todo me encaja...

Saludos

El Cerrajero dijo...

En la Expaña de Rodríguez el Traidor no nos hacen falta más paraisos que el paraiso sociali$ta.

Heil Zapa!

sempietnos dijo...

Lo sorprendente es la inanidad jurídica que en Europa se mantiene ante la existencia de estos auténticos lavaderos de dinero negro.
Es como la máxima que hay en un Banco de Zurich:"El dinero no es bueno ni malo.Es sólo dinero".

Patito_feo dijo...

Gracias por el artículo. No me imaginaba la magnitud del problema.

Me ha resultado curioso el comentario de Alberto Esteban porque, curiosamente, no es la primera vez que oigo hablar de Cataluña como un paraiso fiscal.

Aguador dijo...

Amigo Decentes:

Pues a mí lo que me parece "cachondo" (por no decir irritante) es el tratamiento que algunos famosos reciben en las noticias...

- Montserrat Caballé, la gran soprano "catalana" (residencia fiscal en Andorra)...

- Arantxa Sánchez Vicario, la tenista "catalana" (residencia fiscal en Andorra, que hasta le pusieron detectives para comprobar que no se pasaba de los 183 días de residencia en España para trincarla)...

- Plácido Domingo, el gran tenor "español" (residencia fiscal en Mónaco)...

Son los casos que recuerdo (seguro que hay más). Y en cambio, los españolitos de a pie, como robemos un miserable céntimo a la Hacienda, que es "de todos los tontos que pagan", nos levanta una paralela y nos mete un puro que nos deja secos...

¡Qué jodido es ser pobre, coño! xDDDDDDD

Saludos,
Aguador

Martha Colmenares dijo...

Excelente tema. Muy bueno. Lo he tomado con su referencia para:
http://occidente-liberal.lastinfoo.es/
Un abrazo, Martha Colmenares