martes, 4 de septiembre de 2007

EL GOBIERNO Y NUESTRO GAS

Argelia ha retirado la concesión de Gassi Touil a Repsol YPF y Gas Natural . La cuota catalana y ministro de Industria, Clos, ha mantenido su viaje a China a pesar de que conocía desde hace más de un mes la noticia y su reacción ante esta noticia ha brillado, hasta ahora, por su ausencia.

La ofensiva de Argelia contra intereses españoles tiene un marcado contexto político en la visita de Rodríguez Zapatero a Marruecos en marzo pasado. Entonces, el presidente apoyó los planes de Rabat para desactivar el referéndum de autodeterminación del Sahara y conducir la antigua colonia hacia un estatus político de autonomía vigilada.

El alineamiento de Zapatero con los intereses del régimen de Rabat no sólo rompía con la doctrina de la política española para la antigua colonia, y con el mandato de Naciones Unidas que encomendó a España el papel de administrador transitorio del Sahara, entre tanto se resuelve el conflicto de descolonización mediante un referéndum de autodeterminación, sino que irritó visiblemente a España, un socio clave de empresas energéticas españolas y proveedor dominante del gas que se consume en nuestro país.

A partir de ese momento, Argel anunció una subida del 20 por ciento de la tarifa del gas que suministra a España y fue aumentando gradualmente la presión hasta culminar, por el momento, con la expulsión de Repsol YPF y Gas Natural del proyecto más importante que desarrollaban en Argelia.

No es la única iniciativa que el Gobierno de Butteflika ha seguido en los últimos meses para poner cerco a los intereses españoles. El Gobierno ha aumentado los impuestos sobre los hidrocarburos hasta el 50 por ciento del valor de la producción, en el caso de las empresas extranjeras. Además, Sonatrach ha aumentado, del 20 al 36 por ciento, su participación en Medgaz, el nuevo gasoducto que unirá Argelia con la Península Ibérica sin pasar por Marruecos.

Por si fuera poco, el Gobierno argelino acaba de promulgar reformas legislativas con nuevas restricciones a las empresas extranjeras: a partir de ahora, Sonatrach deberá contar con la mayoría del capital en cualquier proyecto acometido por empresas energéticas del exterior.

La noticia podria ser poco trascendente sino fuera porque mas de un 5o% del gas consumido en España proviene de un solo país, Argelia. Y encima es un porcentaje muy próximo al límite permitido por la legislación vigente, que sitúa en un 60% la cantidad máxima que puede importarse de un solo país.

Nos ha tocado la mala suerte de ser un país "aislado" energéticamente hablando y debemos recurrir a enormes, costosos y constantes puentes o cordones umbilicales energéticos de los que dependeremos hasta que la cosa ya no de más de sí y nos cierren el grifo o la espita al otro lado del puente o cordón... Mal lo tenemos: somos un país moderno con cada vez más población, sí, pero tendremos los mismos problemas que los países menos desarrollados que nosotros y que no tienen energía propia.

Ante esto el Gobierno de España no solo no intenta superar la dependencia gasistica sino que "agrede" a nuestro principal suministrador gasistico. Las relaciones internacionales son contempladas con ligereza por la progresia.

Mientras países como Francia y Alemania se mueven en la escena internacional para garantizar sus intereses, España se ha olvidado de la politica exterior. Y esta vez, tambien se olvida de la cantidad de ahorradores que tienen sus acciones en las empresas Repsol y Gas Natural. El Gobierno ha dicho que es un problema entre empresas.

Desgraciadamente, cuando llegue la hora de la verdad, las diferencias entre países se acortarán. Estarán los que tienen o pueden tener energía suficiente y los que no. De hecho esta diferenciación ya hace tiempo que empezó.

¿Qué sería de España si el gasoducto entre Argelia y España queda fuera de servicio durante seis meses?

¿Cómo hemos podido construir una sociedad tan compleja y cuya misma existencia está comprometida a que fluidos tan importantes no puedan dejar de llegar tan masivamente como siempre, durante ni siquiera un par de meses?

¿De qué servirían los ejércitos, ante un corte de suministros prolongado de este tipo?.

6 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Y pensaban que las frivolidades de nuestro gobierno quedarían restringidas al cachondeo casero. Pensábamos que un tonto no tiene repercusión en los hechos importantes. Estaban equivocados. Cuánto nos va a costar?

Ignacio dijo...

Te he puesto un link

Decentes dijo...

Luis,quien lo pensase es que vive en la mas absoluta superficialidad.Este Presidente no da de si,este donde este.El coste esta por ver.

Muchas Gracias,Ignacio.

Saludos

Caballero ZP dijo...

Mientras el gobierno lo desmiente, resulta que Argelia reconoce los motivos que todos sabemos, la afinidad de ZP con Marruecos.

Aguador dijo...

¿Ejército, dices? ¿Pero tenemos Ejército? ¿Dónde? ¿Desde cuándo? He oído que hay unos muchachos que se visten de verde por un salario, sí. Algunos de ellos son latinoamericanos. Pero como dicen que van a "misiones de paz" y no a guerras se tratará más bien de una ONG, ¿no?

xDDDDDDDD

Saludos,
Aguador

magisterlibertas dijo...

La irresponsabilidad del actual gobierno socialista, sólo es igualable irresponsable mentalidad "progre" de nuestro lamentable Presidente de Gobierno. ZP se mueve cual mariposa del geraneo, barrenando peligrosamente la escasa política exterior española y dejando de paso una herencia de peligrosos desarreglos para quien venga por detrás.
Evidentemente los progres están de buena nueva, pues para ellos el cielo se ha abierto en España desde que gobierna este iluminado. Que el Señor nos acoja.