miércoles, 5 de septiembre de 2007

ARTÍCULO 1.3 DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA.

Artículo 1.3 CE: La forma política del Estado español es la monarquía parlamentaria.


La Monarquía Parlamentaria, se refiere a la forma de la jefatura del Estado (monárquica o republicana) y a uno de los poderes del Estado: el LEGISLATIVO ( EL PARLAMENTO ) . Aunque el Gobierno ( PODER EJECUTIVO) también forma parte del LEGISLATIVO puesto que, como se verá más adelante, dicta normas jurídicas.

El Art. 1.3 CE encierra dos preceptos, uno de carácter político "La forma política del Estado español es la monarquía", y otro de caracter jurídico "La monarquía es parlamentaria". De un lado se instaura la Monarquía y por otro se subraya su Caracter Parlamentario.

El Rey es el jefe del ESTADO y el Presidente del gobierno es el jefe de GOBIERNO.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Humans Rights Foundation-Bolivia:
Critica exceso de fuerza y pide no violar derechos humanos


Alerta: “Llamado urgente al Presidente de Bolivia Evo Morales”


Humans Rights Foundation-Bolivia (HRF-B) hace un "llamado urgente" al gobierno del Presidente Evo Morales, para solicitar a las autoridades de su gabinete y a la Policía que no se violen los derechos humanos de los pobladores de Sucre y aseguren la integridad física de los mismos.

HRF-B expresó su preocupación por el "uso excesivo de la fuerza pública" que constó en Sucre en días pasados. Pide al gobierno del Presidente Evo Morales, una investigación inmediata e imparcial sobre la situación de los siguientes hechos registrados el jueves 30 de agosto de 2007: ( ; )

* Uso indiscriminado y masivo de gases lacrimógenos, así como el uso de perdigones a corta distancia, que dejó un saldo de 29 heridos confirmados en tres de los nosocomios más importantes de la Capital. La Alcaldía contabilizó 38, incluidos casos menores de intoxicación que llegaron a otros centros de asistencia médica .

* Durante la marcha ciudadana de 20.000 niños, jóvenes, adultos y ancianos convocada para la tarde del jueves 30 de agosto, la gasificación provocó una avalancha humana sobre la que llovieron los agentes químicos, afectando a personas de toda edad .

* Una veintena de jóvenes lanzó una llanta en llamas contra la Prefectura y cuando otros intentaban retirarla, comenzó la gasificación. Los policías no sólo arremetieron contra ese grupo, sino que dirigieron los gases contra la ciudadanía que empezó a correr despavorida .

- "Están gasificando, por favor, no corran, salgan caminando. ¡Por favor, no corran, salgan caminando!", gritó por el micrófono de la Alcaldía un funcionario municipal que trataba de evitar una avalancha.
Eran las 16:23, y de manera sorpresiva, una cuadrilla de la Policía emergió de la Prefectura para gasificar a más de 20.000 personas que se encontraban en la plaza 25 de Mayo de Sucre.

Los efectivos reaccionaron de manera desmesurada a la intención de unos veinte jóvenes, unos pocos con el rostro cubierto y otros ex dirigentes universitarios, que lanzaron una llanta en llamas a la puerta de la Prefectura. Los agresores estaban siendo contenidos por los mismos marchistas. Un grupo de hombres trataba de retirar la llanta de la acera, cuando el contingente salió a la plaza y comenzó a lanzar gases y perdigones. Sin medir las consecuencias, apuntaron sus lanzagranadas y escopetas a la población y comenzaron a disparar.
Luego, elevaron los cañones y dirigieron los gases a las inmediaciones de la Casa de la Libertad, donde se encontraba el grueso de la población. La avalancha fue inmediata. Miles de personas trataban de escapar y se chocaban entre sí. La esquina de las calles Arenales y Aniceto Arce parecía un embudo en el que confluían universitarios, niños, jóvenes, ancianos, hombres y mujeres, tratando de huir del efecto del gas lacrimógeno. Sobre el puesto de periódicos que se asienta en esa esquina, cayeron los primeros ciudadanos y pronto había al menos medio centenar de personas en el piso .

- La reacción policial, calificada de desmesurada por los representantes chuquisaqueños, se dio luego de que un grupo de universitarios lanzó una llanta en llamas y cohetes a la puerta de la Prefectura. Los agresores estaban siendo contenidos por los mismos marchistas y un grupo de hombres trataba de retirar la llanta de la acera, cuando el contingente salió a la plaza y comenzó a lanzar gases y perdigones, sin medir las consecuencias. La represión provocó una avalancha humana, marchistas y transeúntes en su intento de escapar chocaban entre sí y caían al piso .

* El senador Fernando Rodríguez llegó a unos pasos de la Policía para exigir que detengan la gasificación. A los efectivos no les importó su investidura y siguieron disparando. Tampoco le hicieron caso a un superior, que les exigía detener las descargas .

El senador Fernando Rodríguez, que intentó mediar por la paz en pro de la ciudadanía que corría asustada, pedía – rogaba - a los efectivos policiales que no disparen las bombardas de gas lacrimógeno. ¡Por favor, no tiren por favor!. Mientras ciudadanos le gritaban a la policía, con la intención de llamarles la atención y advertirles que a quien apuntaron sus cañones era una autoridad nacional. Situación que logró preservar la integridad y seguridad física de Rodríguez, pese a una serie de disparos de bombardas de gas lacrimógeno y perdigones dirigidos a su persona.

* Preocupa también a la Humans Rights Foundation-Bolivia, la negativa del grupo policial a acatar órdenes de sus inmediatos superiores, evidenciándose que existió rebeldía en esa unidad de efectivos, como consta en la filmación de un medio de prensa en donde el funcionario policial de jerarquía superior exigía a los policías ‘el alto’ a los disparos de las bombardas de gas lacrimógeno y de balines contra la población, al grito de: ¡Basta carajo! ¡Basta carajo! ¡Basta carajo!
Los policías no cedieron obediencia a ninguna orden y continuaron con una represión abusiva y excesiva en el uso de la fuerza.

Según declaraciones públicas del comandante de la Policía de Sucre, él no dio orden alguna de reprimir.

Mientras la diputada Lourdes Millares y el presidente del Concejo Municipal, Fidel Herrera, informaron que el comandante de la Policía, coronel Pablo Caballero, reveló que no dio la orden de reprimir…

* Humans Rigths Foundation-Bolivia condena el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Policía Nacional en el contexto del control de la manifestación del jueves 30 de agosto de 2007, en horas de la tarde, en inmediaciones de la plaza 25 de Mayo de Sucre.

La Policía Nacional representa a la fuerza pública, y su razón de ser reside en cumplir una misión específica que le asigna la Constitución: en primer orden la defensa de la sociedad (resguardo de las personas, en toda su extensión) y la conservación del orden público, en estricta sujeción al cumplimiento de la Ley.

Articulo 215 . (FUNCIÓN Y ORGANIZACIÓN DE LA POLICÍA NACIONAL) I. La Policía Nacional, como fuerza pública, tiene la misión específica de la defensa de la sociedad y la conservación del orden público y el cumplimiento de las leyes en todo el territorio nacional.

* Humans Rights Foundation-Bolivia sostiene que de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos, los funcionarios públicos sólo pueden hacer uso de la fuerza en casos "estrictamente necesarios".

Convención Americana de derechos Humanos. Artículo 30. Alcance de las Restricciones
Las restricciones permitidas, de acuerdo con esta Convención, al goce y ejercicio de los derechos y libertades reconocidas en la misma, no pueden ser aplicadas sino conforme a leyes que se dictaren por razones de interés general y con el propósito para el cual han sido establecidas.

De acuerdo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la invocación al interés general significa que tales restricciones deben ser dictadas en función del bien común, elemento integrante del orden público del Estado Democrático. El contenido de ambos conceptos, orden público y bien público, en cuanto se invoquen como fundamento de “limitaciones a los derechos humanos”, deben ser objeto de una interpretación ceñida a las justas exigencias de una sociedad democrática, que tenga en cuenta el equilibrio entre los distintos intereses en juego y la necesidad de preservar el objeto y fin de la Convención Americana de Derechos Humanos .

* Reiteramos que los cuerpos de seguridad ciudadana no pueden constituirse en brazos armados subordinados a parcialidades políticas, pues ello atenta contra el derecho a la seguridad ciudadana, y que estas y otras acciones deben ser debidamente investigadas y sancionadas.

* Frente a las delicadas situaciones de alteración del orden público vividas en los últimos días, se evidencia la inexistencia de una política democrática de seguridad ciudadana.
Recomendación: El Estado debe ajustar sus planes y políticas públicas, tendientes a encarar las manifestaciones ciudadanas a las exigencias del respeto y protección de los derechos humanos, siguiendo los principios de necesidad, proporcionalidad y racionalidad en el uso de la fuerza, también consagrados en los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley, dictados por la ONU en su Resolución 44/162 del 15 de diciembre de 1989.

Convención Americana de Derechos Humanos Artículo 15. Derecho de Reunión
Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de tal derecho sólo puede estar sujeto a las restricciones previstas por la ley, que sean necesarias en una sociedad democrática, en interés de la seguridad nacional, de la seguridad o del orden públicos, o para proteger la salud o la moral públicas o los derechos o libertades de los demás.

Constitución Política del Estado de Bolivia. Artículo 7, (Derechos Fundamentales de la persona). Toda persona tiene los siguientes derechos fundamentales, conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio: (b) A emitir libremente sus ideas y opinión. (c) A reunirse y asociarse para fines lícitos.

Bolivia, 04 de septiembre de 2007


Humans Rights Foundation-Bolivia
773-89911
339-8700
Av. Uruguay # 478
Santa Cruz de la Sierra-Bolivia
humanrightsbolivia@gmail.com
www.thehrf.org

Marta dijo...

Muy buena idea esto de poner los artículos de la Constitución e irlos aplicando, es una suerte para los que no tenemos nociones jurídicas, poder contar con este Blog.

Saludos

Decentes dijo...

Muchas Gracias,Marta.Con ello, sólo tratamos de dar a conocer las olvidadas reglas del juego.Abrazos

Republica Rojigualda dijo...

¿Qué puedo decir con respecto a esto? Lo que pensamos muchos, que el rey debería cumplir su papel de jefe de estado, porque si no, puede que no vuelva a tener ocasión de hacerlo. El problema no está tanto en el 1.3, como en el título II. Yo no soy partidario de esa forma de estado, pero si se acepta, es necesario hacer una profunda revisión de los derechos y deberes del soberano.