martes, 24 de abril de 2007

AGUIRRE CON SU ACTITUD PROVOCADORA, CAUSA DESÓRDENES PÚBLICOS ANTE LA SEDE DEL TSJPV




Parece mentira, que frases como ésta, dicha por progres sin preparción alguna, puedan hacerse propias y llevarse al extremo, por quien se supone, tiene una amplia preparación jurídica.



La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Bilbao, Doña Arantzazu Otiñano Sáez, ha imputado a Antonio Aguirre e Iñaki Ezquerra, del Foro de Ermua, y a Daniel Portero, de la Asociación Dignidad y Justicia, una falta de desórdenes públicos por personarse como partes en la causa iniciada por ellos mismos contra el Lehendakari Juan José Ibarretxe, y resultar agredidos a las puertas del tribunal.


Parece ser que, del atestado elaborado por la Ertzaintza resultan indicios suficientes para imputar a Antonio María Aguirre, Iñaki Ezkerra y Daniel Portero una presunta falta de desórdenes públicos prevista y penada en el artículo 633 del Código Penal, al hacerse constar en el mismo que el grupo formado por el Foro Ermua y Dignidad y Justicia (...) mantuvo constantemente una actitud de provocación con insultos, amenazas e, incluso, conatos de agresión ante las personas reunidas, lo cual alteró el normal transcurrir de la concentración oportunamente comunicada.


Ante tal torticera visión de los hechos, por quien se supone debe velar por la correcta Administración de Justicia, desde Hazte oír se nos pide un gesto de valentía y de apoyo al Sr. Aguirre, al Sr. Ezquerra y al Sr. Portero Desde aquí.
-------------------------------------------------------------------------------

Art. 633 CP "Los que perturbaren levemente el orden en la audiencia de un tribunal o juzgado, en los actos públicos, o en espectáculos deportivos o culturales, solemnidades o reuniones numerosas serán castigados con las penas de localización permanente de dos a doce días y multa de diez a treinta días."

5 comentarios:

El Cerrajero dijo...

Se trata de otra medida intimidatoria para que la gente se deje los cataplines en su casa antes de salir a la calle.

Así nos quieren, acojonados y descojonados.

La culpa --ya saben-- es de Aguirre por golpear con sus testículos las botas de un euskonazi.

Y creíamos haberlo visto todo...

jac dijo...

La culpa la tiene Aguirre claro esta, por tener cojones, para enfrentarse a esta gentuza.

Decentes dijo...

No, no lo hemos visto todo, y por desgracia, me temo que nos queda mucho por ver.

Saludos

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Quien agrediere con sus órganos genitales a un energúmeno, será condenado, como reo de contramanifestación, provocación y pacifismo, a la pena de destierro a un país más decente.

Un saludo

Decentes dijo...

Monsieur, todo un placer tenerte por este Blog, somos fans del tuyo.

Deberías plantearte mandar ese texto al las cámaras legisladoras, a ver si lo introducen como un Artículo Bis al vigente Código Penal.

Un saludo