lunes, 21 de mayo de 2007

EL GOBIERNO CREE EN LA CAPACIDAD PROFESIONAL DE LA MUJER


El Gobierno del PSOE ha sacado un Ley llamada de Paridad con la que buscan, según dicen, superar la discriminación existente en el ámbito laboral contra la mujer.Esta ley contempla por ejemplo:

- en ocho años, y a medida que venzan los mandatos de los anteriores consejeros, las empresas deberán incorporar un 40% de mujeres en los consejos de administración.


-la reserva para las mujeres del 40% de plazas en cursos de formación.



-La paridad de las listas electorales es otra de las principales medidas. Los partidos políticos tendrán que confeccionar sus listas a partir de ahora en base a la exigencia reflejada en la ley de que las mujeres deben estar representadas en al menos un 40% de las listas, salvo en las localidades de menos de 5.000 habitantes.



Así, para superar esa discriminación acuden a lo que se llama discriminación positiva que es una acción que, a diferencia de la discriminación negativa (o simplemente discriminación), pretende establecer políticas que dan a un determinado grupo social, étnico, minoritario o que históricamente haya sufrido discriminación a causa de injusticias sociales, un trato preferencial en el acceso o distribución de ciertos recursos o servicios así como acceso a determinados bienes. Con el objeto de mejorar la calidad de vida de grupos desfavorecidos, y compensarlos por los perjuicios o la discriminación de la que fueron víctimas en el pasado.


El problema es que el Gobierno parte de una premisa falsa que es la existencia de discriminacion de la mujer en el ambito laboral cuando lo que hay es una desigualdad social.El hecho de que una mujer tenga mas problemas de acceso laboral o de promocion en el trabajo que un hombre por llevar esta el cuidado de sus hijos o las tareas del hogar no es discriminacion sino una realidad fruto de una opcion:la mujer decide en virtud de su autonomia asumir dichas tareas,se trata por tanto de una decision privada que el Derecho tiene que respetar;se trata de un problema que escapa al Derecho y que conecta de lleno con la CONCIENCIA SOCIAL.

El Gobierno ha establecido una ley que vulnera el derecho fundamental a la igualdad consagrado en el art.14 de la Constitución ("los españoles son iguales ante la ley sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento,raza,sexo,religion,opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social)al establecer una discriminación por razón de sexo.

El establecimiento de la mujer-cuota solo tiene sentido para justificar la presencia de nuestras ministras Trujillo,Calvo,Magdalena,Espinosa,Salgado en el Gobierno y las demás que vengan;con esta ley se crea la presunción de que toda mujer que ocupe un puesto de trabajo lo ocupara por ser una cuota y no por su merito y capacidad.

3 comentarios:

Zapataplús!! dijo...

Básicamente la Ley me parece una chorrada. Eso de imponer la igualdad en los trabajos de corbata y despacho y no en los de echar asfalto o poner ladrillos es, como digo, injusto. Pero claro, yo como soy un fachoso machista no doy para entenderlo...

gutiforever dijo...

La "cuota vaginal" tiene estas cosas;que individuas como Maleni Alvarez,la Trujillo y demás especimenes,ocupen el sillón de un Ministerio simplemente por poseer dos ovarios como cualificación profesional,y portar el carnet de militante progre entre los dientes.
Si no fuera por estos avatares,a lo máximo que aspirarían en su vida profesional,sería a cajera o dependiente de "Carrefour", o portadora de bandejas de canapés en cualquier despedida de solteros.
Que caterva.

Anonima dijo...

Yo, mujer, me encuentro insultada por leyes como ésta. ¿Acaso ZP cree que nosotras no somos capaces de lograr un buen puesto laboral, sin que se obligue a los empresarios a contratarnos?.

Yo, quiero tener igualdad de oportunidades para acceder a un determinado puesto de trabajo, pero no quiero que me contraten porque la cuota de trabajadores masculinos ya está cubierta si hay alguien más capacitado como yo, y resulta ser hombre.

Zapatero más que feminista, es tonto perdido, que subestima el valor de las mujeres para poder acceder por ellas mismas al puesto de trabajo que gusten, por su propio mérito y capacidad, que son los requisitos que importan para acceder a un puesto de trabajo, y no el sexo.

Yo me quede anonadada al ver a todas aquellas mujeres a las puertas del Congreso coreando a ZP "ista, ista, ista, Zapatero feminista", hasta me indigné, pero de la indignación pasé a la lástima, seguro que a todas aquellas, les faltaba dos dedos de frente para poder acceder por méritos propios a cualquier trabajo, y claro, agradecían ese "empujón", que les daba Zapatero, con esta Ley carente de sentido.