domingo, 25 de mayo de 2008

EL PRÓXIMO, EL ESTATUTO VASCO

Zapatero encontro el hueco en su agenda que no encuentra para Rajoy para entrevistarse con Ibarratxe. La reunion se enmarca en las proximas elecciones vascas, por ello mientras Zapatero vendió la misma como un ejercicio democratico distinto de la imposición del Plan Ibarretxe, Ibarretxe vino a Moncloa a lo de siempre: a escenificar la opresion del gobierno de España al Pais Vasco al cual le niega la autodeterminacion.

Ambos utilizaron la reunion y ésta se concreto en la inadmision electoralista, que no de principios, de Zapatero al Plan totalitario de Ibarretxe. El argumento dado es que el plan no entra en la Constitucion, lo cual es un ejercicio de cinismo con el proposito de dar apariencia constitucional al estatuto de Cataluña, al cambio de regimen.

Hay diferencias entre los textos Vasco y Catalán, pero ambos tiene un fondo comun: la violacion de las reglas del juego del 78. Y la única diferencia para que el gobierno no secunde el vasco y apruebe el catalán es puramente electoralista. Zapatero esta dispuesto, ya lo ha estado, a aprobar cualquier Estatuto inconstitucional pero siempre que la iniciativa y el merito del mismo corresponde al partido de su gobierno en el correspondiente territorio. Prueba de esto ultimo, es que ya ha salido Pachi Lopez a anunciar un mejor plan que el de Ibarrtexe que consagre sin limite cosntitucional alguno lo que decidan los vascos, es decir, un estatuto catalan a los vasco. Con ello, da el paso definitivo para lograr la presidencia de las Vascongadas. Todo es por tanto, bazofia. El gobierno ya aprobo el plan de ETA, que no es mas que el de Ibarretxe, en la negociacion que mantuvo con esta en Loyola.



La Constitucion ya no esta vigente y cualquier invocacion de la misma por los politicos no es sino un ejercicio de tomadura del pelo al ciudadano.

1 comentario:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Hace tiempo que los ciudadanos estamos a expensas de lo que se decide en reuniones a puerta cerrada con gentuzas de diferente calaña.